Conoce los diferentes tipos de cierres metálicos que puedes colocar en tu negocio

Los cierres metálicos son cortinas de metal utilizadas comúnmente para los negocios, su alta resistencia hace que estén protegidos frente a los robos. Pero no existe solo una clase de cierre metálico sino que el mercado ofrece una gran variedad de modelos.

Los cierres metálicos enrollables se caracterizan por su sencillez, se cierran y abren de la misma manera que una persiana. Es decir que se enrolla al abrirlo y se desenrolla al cerrarlo.

Los cierres metálicos automáticos poseen el mismo cierre metálico que el enrollable. La diferencia es que en este caso se debe introducir un botón, una llave o presionar el mando a distancia y el cierre se empezará a abrir o cerrar automáticamente. Es ideal para personas que no pueden hacer fuerza o agacharse.

Los cierres metálicos de aluminio son iguales a los enrollables, solo que en este caso lo que cambia es el material, son fabricados en aluminio.

Existen también los cierres metálicos ciegos que no permiten ver lo que se encuentra dentro del negocio. Existen tanto manuales como automáticos, estos últimos poseen un precio más elevado pero se destacan por su comodidad.

Los cierres metálicos de concha son fabricados utilizando diferentes barras de distinto grosor y diseño. Se unen mediante grapas de alumino muy resistentes.

En cuanto a los cierres realizados en metal, encontramos a los de lama plana creado con piezas de aluminio de extrusión y con un tubo de acero.

Los cierres metálicos micro perforados son muy cimilares a los ciegos, brindan un alto nivel de seguridad, pero en este caso si hay visibilidad tanto desde adentro como desde afuera.

Los cierres metálicos troleados se destacan por su grosor, lo que le brinda mayor resistencia que otros y son unos de los más elegidos por los negocios hoy en día.

Los cierres metálicos de tijera permiten a los clientes ver desde el interior y desde el exterior, si lo que deseas además de estar protegido es que las personas puedan ver el negocio sin problemas este es el modelo que debes elegir. Existe el lateral o el de giro que ocupa poco espacio cuando se encuentra abierto.

Existen además cierres metálicos realizados con acero inoxidable, cuanto más gruesos son más resisten a los intentos de robo.

Los cierres metálicos galvanizados son iguales a los tradicionales solo que el cierre es creado con pintura galvanizada.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar un cierre metalizado?

Es importante contratar a un cerrajero especializado ya que deberá tomar las medidas y luego instalar el cierre.

En el momento de elegir el modelo a colocar, recuerda que si quieres que tus productos estén expuestos al público cuando el negocio está cerrado nunca debes colocar un cierre ciego.

Entre las principales características a tener en cuenta, se encuentra en primer lugar el grosor ya que es lo que determinará la resistencia del mismo.